10 de febrero de 2016

Nunca nos enseñan

Nunca nos enseñan a darnos por vencidos, a decir basta, a quemar las naves. 
Nunca nos enseñan a aceptar el fracaso, a que no siempre sirve con esforzarse, que a veces simplemente no se puede, no se debe dar más y hace falta darse por vencida. 
Nadie nos enseña a manejar la frustración, a darnos cuenta de cuando no merece la pena esforzarse más, a soltar lastre, a que a veces hace falta cerrar la puerta sin buscar ventanas, salir corriendo, quemar los mapas y olvidar el camino de vuelta. 
Nunca aprendemos a decidir ya no merece la pena, he hecho todo lo posible o quizás no lo posible si no lo que puedo. Que a veces hace falta decir, esto ya no me aporta, su tiempo ya pasó  no puedo seguir con ello.  
Nadie nos enseña nunca a decir hasta aquí. Solo a ser fuertes, a intentarlo hasta la extenuación a que si te sfuerzas lo conseguirás. 
Y nunca a decir,  
hoy he llegado al límite, 

 NO merece la pena.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario